El Caribe

El verano pasado fui a la isla de Aruba, localizada en el corazón del Mar Caribe, donde la belleza de los mares es famosa en el mundo entero y donde un sin número de cruceros rondan como si fueran peces, trayendo consigo números astronómicos de turistas, provenientes de todo el globo terráqueo.

Aruba es una isla donde se hablan varios idiomas, como lo es el francés, inglés y principalmente el holandés, ya que la isla perteneció por un gran número de años al Reino de Holanda, que tenía una fuerte presencia, tanto de manera oficial como clandestina, en aquellas islas.

aruba

La región del Mar Caribe siempre ha sido de suma importancia geoestratégica para las grandes potencias del mundo, debido a que aquellas islas siempre han poseído cosas y elementos que en Europa nunca han tenido.

La importancia de la zona caribeña nació con el surgimiento de colonias y establecimientos europeos en el continente americano, en los siglos XVII y XVIII,  cuando las grandes potencias comenzaron  a competir de una manera desenfrenada entre sí, debido a la abundancia de la industria azucarera en la región.

Previo al descubrimiento y a la explotación de esta zona, sólo de era posible conseguir azúcar de los territorios de la India, para entonces ya dominada casi totalmente por los británicos, gracias a su extraordinaria fuerza naval, capaz de abatir a quien se pusiera enfrente, con la excepción de la Marina Real Holandesa, que siempre era un reto mucho mayor que cualquier otra flota europea, pero a la que también se terminaba abatiendo.

La zona del Caribe dio pie a una nueva India, tan es así que se les llegó a conocer famosamente como las Indias Occidentales, debido a que los cargamentos de sus cultivos igualaban a la India en su calidad y la superaban inmensamente con la belleza de sus aguas, algo que hasta el día de hoy nos sigue cautivando a todos los seres humanos, incluyendo a la población nativa.

Es común que la inmensa mayoría de las personas, debido al estado étnico de las islas hoy en día, puedan pensar que la raza original de dichos lugares sea la raza negra, ya que los afroamericanos ahí abundan; sin embargo, hemos de saber que la verdadera población de esas islas era la de nativos americanos, como en todo el continente.

aruba2

Sin embargo, aquel grupo étnico ya no existe en esos rumbos, debido a que los europeos aniquilaron a esa raza de ahí y la remplazaron con población africana, ya que estos aguantaban mucho más el trabajo forzoso que ahí se requería para la producción y extracción de la caña de azúcar.

Sin embargo, el traslado de las tribus africanas de su lugar de origen a las islas del Caribe es uno muy siniestro y de suma crueldad por parte de los colonos europeos, ya que aquellos africanos eran separados de sus familias y mandados al Caribe en calidad de esclavos, muchos de los cuales trabajaban hasta la muerte.

El día de hoy eso se ha olvidado en su mayoría y se ha convertido en un paraíso turístico, con lugares como en el que me quedé, un hotel nuevo, con muebles minimalistas, algunos de los cuales parecían muebles para oficina.

El Acapulco que ya no existe

El día de ayer, al estar escogiendo unos materiales para pisos que irá en uno de los baños de mi casa, recordé gracias a esos mármoles lo que Acapulco llegó a ser antes de que el gobierno perdiera todo control sobre aquel puerto y antes de que se convirtiera en la antesala del mismo infierno, como lo es hoy.

Recuerdo, desde que era pequeño, lo grande que era el que llegaran las vacaciones, ya que eso significaba que era tiempo de ir Acapulco y pasar ahí, en ese paraíso costero, un par de semanas, para todos descansar de sus labores del día a día en la capital del país.

acapulco

Cuando era pequeño, el ir a Acapulco significaba llegar a un departamento que recuerdo por el blanco de sus pisos de mármol y por sus frescas paredes adornadas por madera blanca, trabajada de tal manera que me recordaba a algún palacio dentro de un coral en las profundidades del mar.

Recuerdo también la terraza de aquel apartamento, donde mis padres pasaban las tardes con sus amistades y de donde el mar parecía ser una falda grande y azul de aquella terraza, la cual se me restringía tanto, debido a la poca altura de su barandal de cristal, así como por la gran altura que existía entre ésta y la alberca, que se encontraba 14 pisos abajo.

acapulco2

A su vez, recuerdo los platillos frescos y abundantes que ahí se servían dos veces al día, con grandes pescados de todos colores decorando la mesa, como si el mismo mar nos regalara grandes pedazos de sus pensamientos e ideas, tan profundos y misteriosos como él mismo.

Recuerdo también el pasar todo el día en aquella alberca, cuyos azulejos eran de distintos tipos de azul, retratando varias de las creaturas que se encuentran en las grandes profundidades de los océanos.

Recuerdo especialmente, retratado en el centro del fondo de la alberca, a un enorme marlín, de esos de los que se pescaban con tanta frecuencia y orgullo en el club de yates, cuya piel era cremosa y cuyo sabor tenía una reputación de ser de las mejores carnes ofrecidas por el mar.

Recuerdo también a aquellas donas y cocodrilos inflables, quienes me deslizaban a lo largo y ancho de la alberca, haciéndome sentir como si yo, un pequeño niño, tuviera un gran control sobre las aguas, quienes obedecían todos mis caprichos y quienes me demostraban una amistad especial con su húmedo abrazo.

Recuerdo a aquellos cocos grandes y naranjas que caían de las palmeras, como meteoros lanzados por las muchas urracas, quienes exploraban las frondosas palmeras como carpinteros trabajando en una escultura de madera que nunca perdía su forma.

Recuerdo aquellos luminosos restaurantes, donde mi padre nos llevaba al caer la noche, donde los platillos me parecían como un obscuro regalo de algún pirata, quien se había perdido el las aguas del tiempo conservando su esencia, que los siglos habían olvida robar en su paso acelerado.

¡Recuerdo aquel Acapulco que ya no existe!

Ideas de negocios para la industria turística

Cuando de joven les contaba a mis amigos y familiares que deseaba estudiar turismo, me encontraba con dos tipos de reacciones. Una era el “¡Qué padre! Te la vas a pasar viajando”; la otra, menos alentadora, era “No creas que sólo es andar de paseo. Hay mucha competencia; te va a costar trabajo”. Por supuesto que la idea de viajar me entusiasmaba, pero bien sabía que dedicarse a la industria del turismo no era lo mismo que ser turista. Y no tuve que esperar a los primeros semestres de la licenciatura para entender la diferencia.

Cuando iba de vacaciones con mis papás, me gustaba fijarme en todo lo que ocurría “tras bambalinas” en los hoteles, excursiones, parques recreativos y otras de las atracciones que visitábamos. Para que nuestro desayuno buffet estuviera listo y como recién hecho a la hora que se nos antojara bajar al comedor, había chefs y meseros que no paraban, y a los que se veía muy afanados en el área de cocina. Los guías de los tours sabían todo acerca de los lugares por los que pasábamos y además estaban al pendiente de mil cosas; que tuviéramos los pases para el museo, que no dejáramos de apreciar tal o cual estructura, que no faltara nadie, en fin. Esos detalles, que la mayoría de los viajeros pasaban por alto, fueron los que a mí me animaron a entrar en una industria tan vertiginosa como es la de los viajes y la hostelería.

villa playa

Quienes me decían que se trata de un mercado muy competido tenían toda la razón. Basta con entrar a cualquier buscador de hoteles y teclear el nombre de un destino para ver la cantidad de ofertas que se despliegan; albergues, hostales, resorts, búngalos; y esto sólo en lo que se refiere al hospedaje. Sin embargo, también es un sector que constantemente genera nuevos nichos, debido a que los viajeros buscan experiencias diferentes.

Hoy les comparto algunas ideas de negocios para incursionar en la industria del turismo, aprovechando los nuevos intereses y formas de viajar que actualmente manifiestan los consumidores. Como el turismo es uno de los principales motores de las economías locales y nacionales, no será muy difícil encontrar opciones de financiamiento, siempre y cuando se trate de proyectos viables y bien elaborados.

corredorRecorridos a pie por la ciudad

Si conoces la ciudad como la palma de tu mano e incluso has descubierto atractivos que no aparecen ni en las guías más exhaustivas, puedes convertir tus experiencias en negocios. Platica con los dueños de un hostal o albergue para que te promuevan entre sus huéspedes o anúnciate por internet. Para resultar más atractivos a los viajeros, este tipo de tours se brindan de manera gratuita, con la invitación a dar una propina al final del recorrido. El verdadero negocio está asociarte con restaurantes, bares, boutiques y otros lugares atractivos a donde lleves a los turistas. Puedes negociar una comisión por ventas o una cuota por hacerles publicidad.

Actividades de turismo sustentable

¿Vives en una región con grandes atractivos naturales? ¿Perteneces a una comunidad o grupo que promueva la conservación ambiental? Puedes proponer actividades turísticas que además de entretener, involucren a los participantes en el cuidado del entorno; por ejemplo, tours para colaborar en la reforestación de un área, talleres de reciclaje o de cultivos orgánicos, o visitas guiadas a reservas, en las que expliques la importancia del ecosistema y compartas ideas para conservarlo. El ecoturismo es una forma de viajar que está ganando muchos adeptos y si se practica de la manera correcta, es un auténtico beneficio para el medio ambiente.

Guías y paseos pet friendly

Otra modalidad turística que ha crecido en los últimos tiempos es viajar con la mascota. Y no sólo como última opción, porque no hubo con quién dejar al perro o al gato, sino con la idea de que el animal de compañía también disfrute unas merecidas vacaciones. Crea una guía pet friendly de tu localidad, con los restaurantes, cafeterías, parques y atracciones en general que admitan mascotas; compártela en internet y ofrece visitas guiadas para los viajeros amantes de los animales.pets-welcome

Enseñanzas de vida

Conozco gente que es muy previsora y tiene la capacidad y la dedicación de planear cada actividad que debe realizar. Otros, no tan organizados, mantenemos en la mira más o menos las cosas que debemos o tenemos que hacer y vamos sorteando las situaciones de la vida.

Sin embargo, inevitablemente encontraremos los imprevistos; por algo se llaman así, tienen un nombre tan claro y elocuente como los impuestos.

¿Qué nos pone ante los imprevistos? Nadie lo puede determinar a ciencia cierta y cada uno tendrá su versión.

Por ejemplo, el mes pasado, la hija de un amigo se fue de viaje de prácticas a Hermosillo, Sonora, por una semana.

El transporte y el hospedaje los gestionó la universidad; ella preparó su equipaje con tiempo y todo se realizó con anticipación.

Al segundo día de haber llegado, la joven comenzó a sentirse mal y tuvo fiebre, por lo que la llevaron al hospital; lamentablemente, la tuvieron que operar de emergencia a causa de una apendicitis.

hospital-viajar

Mi amigo y su esposa recibieron la llamada de una de las profesoras que los acompañó al viaje y les comentó de la situación.

De inmediato buscaron la forma de ir a verla y entre los vuelos de VivaAerobus consiguieron uno para esa misma tarde. Afortunadamente no pasó del susto, pero la situación era imposible de prever.

Otro caso fue el de don Juanito, quien es una persona que ayuda en una papelería y viaja diariamente en el Metro. Hace una semana le robaron su cartera mientras viajaba en un vagón y se quedó sin su quincena.

Cuando le preguntamos si no se dio cuenta, nos dijo que desde que usa el Metro, siempre llevaba su cartera en el bolsillo trasero de su pantalón y que nunca le había pasado nada.

Este es otro tipo de imprevisto, solo que éste se pudo haber evitado tomando las precauciones necesarias.

robo-cartera

Hace algunos años, en enero del 2001, asistí en representación de mi empresa junto con un compañero a una junta de trabajo en la ciudad de Nueva York. A cualquier persona que le hubieran ofrecido asistir, seguramente estaría complacida como nosotros lo estuvimos.

Nuestro viajo duró cinco días, en los que hubo sesiones diarias en el piso 44 de una de las Torres del World Trade Center y el segundo día en que estuvimos trabajando hasta la noche, disfrutamos de la vista nocturna en el mirador de la Torre Sur.

Hoy en día, ese lugar no existe y posiblemente para algunos será muy dramático el decir que cuando fueron destruidas el 11 de septiembre del mismo año, ambos tuvimos una sensación muy extraña, pues no solamente ese lugar desapareció, sino que varias personas que conocimos, con las cuales hicimos buenas migas, también desaparecieron en ese suceso.

Tal vez si la junta se hubiera celebrado en otra fecha, hubiéramos corrido con la misma suerte. Mas eso era imprevisible y “el hubiera, no existe”.

Estas situaciones, como ya comenté, son los imprevistos. En ocasiones tal vez podríamos haber cambiado las condiciones para que fuera algo diferente.

Posiblemente son hechos que nos ayudan a recordar que no importa cuán larga o corta es la vida, lo importante es lo que hacemos mientras estamos en este mundo.

new-york

Una zona con carisma

Trabajar en Polanco es diferente a hacerlo en otros lugares. Desde hace diez años mi rutina gira alrededor de esta zona y vaya que tiene lo suyo.

En otros lugares de la ciudad, al menos en los que conozco, no tienen los mismos razgos que se ven en Polanco, pues es una interesante mezcla de tradición con modernidad y lujo.polanco

Polanco no escapa a los problemas implícitos de la gran ciudad, haciendo más críticos algunos de ellos y mitigando otros tantos.

Esta zona tiene una gran tradición desde la época de la Colonia en México, convirtiéndose en una zona habitacional después de que se calmaron los ánimos en la época de la Revolución, por ahí de 1920.

Dado que esa zona estaba muy apartada del centro de la ciudad, casi en la periferia, no se habitó tan rápidamente, hasta que se comenzaron a asentar la comunidades libanesa, alemana, española y judía, creando una convivencia que mantuvo a Polanco como una zona habitacional muy apropiada para ellos.

El estilo de vida de la zona se mantuvo asociado a la clase media alta y alta, hasta que en los años 70’s muchas familias se fueron a vivir a otros lugares.

La gente comenzó su regreso a Polanco después del terremoto del ’85 y a partir de ese momento, se hizo popular para poner también oficinas, sobre todo los grandes corporativos de empresas transnacionales se establecieron ahí, comenzando a atraer a otras empresas a que se establecieran ahí.

Con una gran cantidad de oficinas, surge la necesidad de lugares para comer y considerando que se come a diario, pues no será muy factible comer diariamente en la Hacienda de los Morales.

A pesar de que el nivel socieconómico es alto, hay muchos lugares para comer en Polanco a un precio accesible y que no termine con la quincena antes de lo deseado.

Se puede ir desde los puestos ambulantes, pasando por los restaurantes de comida corrida, los lugares que están aprovechando los espacios debajo de los puentes, cerca de Periférico o el Tianguis que en ocasiones ronda por ahí.

Todo es cuestión de buscarle y se encontrará algo interesante y variado.

Tampoco olvidemos que tiene rincones muy especiales para tomar una deliciosa y gratificante taza de café después de una comida o para darse un pequeño respiro después de un arduo día de trabajo.

Las heladerías y lugares donde los postres son esenciales son principalmente un deleite para esos momentos para darse un pequeño lujo.paleteria

Trabajar en esa zona implica que también hay que ser hábil con el transporte, pues el tránsito por lo general es pesado y si se lleva automóvil, los lugares para estacionarse pueden ser una verdadera pesadilla.

También depende mucho de la zona de Polanco a la que vaya uno. En mi caso, me queda muy práctico el metro Polanco, pues voy a la parte centro de la zona.

Algunas personas que van por el lado de Ejército Nacional, tal vez encuentren más sencillo viajar en los emocionantes colectivos, al igual que los que van a algún lugar sobre Presidente Mazaryk.

En cuestión de seguridad, es como en todos lados, vale mucho la pena tener cuidado en los transportes que se sube uno, identificar placas, o bien tener cuidado de no caminar por calles muy despobladas.

En Polanco siempre hay una calle o avenida que tiene mucho movimiento, todo es cuestión de encontrarle el gusto.

Ciudad fronteriza que llama la atención de propios

Piedras Negras, Coahuila, es una pequeña ciudad fronteriza de México. Sin embargo, no por ser pequeña significa que carezca de importancia.

Esta ciudad ha tenido a bien distinguirse tanto en su estado como en todo el país, al ser una región con una amplia diversidad de actividades económicas, que van desde las más sencillas y tradicionales, hasta las empresas e industrias más complejas, como las industrias de la transformación, minería, combustibles, comercio y servicios.

piedras-negras

Año tras año, nuevas empresas voltean a ver el potencial que de la región, como bien lo ha hecho la industria hotelera, con el arribo de nuevos hoteles de las cadenas Hampton Inn y City Express. Con esto se suman más de 200 habitaciones a las ya existentes. De esta forma se pone a la par de otras ciudades fronterizas que también han fortalecido su infraestructura turística; un ejemplo son los hoteles en ciudad Juárez cerca del consulado, que han generado una gran derrama económica en esta región.

Pero volvamos a Piedras Negras, una nueva ciudad que va constantemente evolucionando; al hacerlo, también ha integrado nuevos centros comerciales, a consecuencia de la dinámica económica registrada durante los últimos años en la ciudad.

Ahora bien, podemos encontrar en la ciudad comercios como “Súper Gutiérrez”, “El Mirador” y “Bodega Aurrera”, ampliando así la oferta de estos servicios para los habitantes y la región norte y esto, apenas es el comienzo.

Si bien la ciudad ya tiene un buen lugar en el estado para el desarrollo de industrias, empresas como Utility Trailer han visto el potencial, por lo que decidieron invertir para hacerse de un buen espacio para realizar sus operaciones.

piedras negras noche

Otro de los puntos que hacen a esta ciudad altamente atractiva es que cuenta con una fuerza y mano de obra altamente especializada, lo que ayuda a las diversas industrias y empresas insertadas en y alrededor de Piedras Negras a conseguir sus objetivos.

Todo esto ha llevado a Piedras Negras ubicarse como la segunda ciudad más competitiva a nivel Nacional, en relación con otras ciudades fronterizas. Este es un dato que se plasmó en el Reporte del Índice de Competitividad Urbana 2014, elaborado por el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO).

Todo esto también se ve reflejado en la forma en cómo viven sus ciudadanos, ya que además de contar con los servicios básicos, es interesante que estos llegan prácticamente a toda la comunidad.

Por ejemplo, de acuerdo a una revisión hecha en 2015, Piedras Negras cuenta con los servicios de agua potable y drenaje, aunado a dos plantas potabilizadoras y una planta tratadora de aguas residuales. Con ello se tienen una cobertura de agua potable de 99% y 97% en el rubro del drenaje.

En el tema de la luz, se cuenta con cobertura en electrificación de 99% y con respecto a la pavimentación prácticamente toda la ciudad cuenta con este servicio, llegando hasta un 92% de su cobertura.

En cuanto a la red de gas, estamos hablando de que la ciudad cuenta con líneas de gas natural, llegando a 70%, tanto para el uso doméstico como comercial.

piedras-negras1

Y bueno, una ciudad conectada es una ciudad en desarrollo, por lo que el tema de la red telefónica e internet no puede faltar. La ciudad tiene 11 centrales telefónicas con servicio de fibra óptica con capacidad para 5000 líneas.

Estos puntos han hecho que esta ciudad fronteriza evolucione con el pasar del tiempo y llame la atención de propios y extraños.

Consejos para viajar sin excesos

Hay dos tipos de básculas que nos aterran, la báscula de plataforma del consultorio médico y las que se encuentran en los mostradores para el check in en los aeropuertos. Las primeras nos ponen a temblar ante la posibilidad de que, por más grandes que sean nuestros esfuerzos, no hayamos perdido esos kilitos de más o bien ganáramos algunos que antes no teníamos, tras un periodo de fiestas o vacaciones. Por su parte, las básculas de los aeropuertos nos colocan frente a una de las eventualidades que más asustan a los viajeros, el exceso de equipaje.

basculas-plataforma

Antes las aerolíneas eran más flexibles en cuanto al peso del equipaje que se podía documentar y también con el de cabina. Muchas se portaban incluso “buena onda” y dejaban pasar un exceso de medio kilo en la maleta que se entregaba para documentar o aceptaban como “bolso de mano” algo que más bien parecía una pañalera extremadamente llena. Pero ahora, casi todas nos limitan a los 23 kilogramos en el equipaje principal y a una maleta de cabina de 8 kilos (10 en el mejor de los casos), que además debe pasar por la prueba de medición, en algunas aerolíneas low cost. Creo que a mí me asusta más registrar kilos de más en las básculas del aeropuerto que en la del consultorio, porque ahora quieren cobrarte el exceso de equipaje hasta por los gramos adicionales.

La experiencia también me ha mostrado que, por obvias razones, el problema del exceso de equipaje se presenta con mayor frecuencia en el viaje de regreso que en el de ida. Y es que ya se trate de un viaje de negocios o de unas vacaciones, no falta que se antoje un recuerdito, ropa o algo del duty free. Claro que también están quienes quieren viajar hasta con el perico y luego tienen problemas desde la salida.

Para que el “sobrepeso” no sea una de tus preocupaciones al viajar, por lo menos en lo que al equipaje se refiere, preparé las siguientes recomendaciones. Ojalá sean útiles y de ayuda para tu bolsillo.

1. Prepara un equipaje ligero desde la salida

Esto es particularmente relevante si el propósito del viaje es ir de compras. Tengo una amiga que reserva sus vacaciones para las últimas semanas de noviembre, porque le gusta viajar a Estados Unidos y aprovechar el famoso Black Friday. Como sabe que volverá con varias prendas de ropa, zapatos y por lo menos un bolso, sale del país con lo mínimo indispensable para estar abrigada, cómoda y con estilo (porque eso nunca le falla), mientras se lanza al frenesí de compras. Qué sea lo mínimo indispensable varía mucho según la persona, pero algo razonable es no llevar diez mudas de ropa si el viaje será de una semana.

2. Planifica tus compras y ponte límites

De esta forma cuidarás tu presupuesto por todos los frentes. Si te pones un límite de presupuesto para los regalos y compras personales, no gastarás más de lo que tienes y correrás menos riesgos de excederte con el equipaje.

exceso-equipaje3. Retira cajas, bolsas y empaques innecesarios

Con esto también matarás dos pájaros de un tiro: aprovecharás mejor el espacio en tus maletas y evitarás que te carguen impuestos si te toca revisión de aduana.

4. Paga el equipaje adicional por adelantado

Si por el tipo de viaje que harás o por el gusto de comprar al que no puedes renunciar, sabes que volverás con equipaje adicional, mejor anticipa el gasto. Al viajar low cost, es mucho más barato pagar la pieza de equipaje extra por adelantado que hacerlo en el aeropuerto. Con otro tipo de aerolíneas, considera si te conviene cambiar la clase en la que vuelas, para tener derecho a más piezas gratuitas. Aprovecha los programas de viajero frecuente o los descuentos y promociones al pagar con ciertas tarjetas de crédito; esto puede darte facilidades adicionales para viajar sin preocuparte por el peso.

¿El juego del golf es holandés, chino o escocés?

El origen del golf tiene algunos claroscuros. Algunos dicen que nació en Holanda y los chinos están demostrando que son los padres de este deporte.

Si bien puede ser un juego legendario, el golf tal y como lo conocemos el día de hoy tiene sus orígenes en Escocia y es justamente en este país donde se encuentra tanto el primer campo de golf como los primeros clubes de golf figurando como el primer club la “Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo” con sede en Muirfield.

origen del golfAdemás de figurar el primer campo de golf y el club, en Escocia también se escribió el primer reglamento sobre las reglas del golf moderno.

Si bien durante las temporadas de juego que se han realizada desde entonces, se acordó que el ideal de hoyos a jugar fuese de 18, esto para darle versatilidad al juego y que no fueran cortos los recorridos de un hoyo a otro. Este ajuste se quedó como un estándar.

Sin embargo, lo que ha marcado el juego del golf son los ajustes al equipo que se usa, donde la pelota es la que mayor evolución, diseño y ajustes ha tenido con el tiempo. Así es como se han establecido estándares a esta pequeña pero especial pelota de golf.

Por ejemplo, en la década de los 30’s, la Asociación de Golf de los Estados Unidos (USGA, United States Golf Association), dispuso que la velocidad inicial de la pelota de golf no puede exceder 76.2 m por segundo.

Este factor por supuesto impacta en el peso que no debe ser debe ser más de 45,93 gramos, su tamaño que no debe tener un diámetro menor a 42,67 milímetros.

Y qué decir de su forma, en este punto fue el diseñador y fabricante inglés William Taylor quien patentó en 1905 los alveolos en las bolas de golf. Actualmente la mayoría de las bolas tienen entre 250 y 450 alveolos,

El otro elemento clave para el juego del golf son los palos los cuales han pasado también por una gran variedad de ajustes tanto en el uso de sus materiales como de sus formas. Al inicio, los palos eran de madera que existiera en la región.

De ahí, se dividió la elección donde se usó posteriormente madera de Pacán para hacer los mangos y la madera de American Persimmon para fabricar las cabezas, ya que es mucho más dura y resistente.

palos de golfA lo largo del tiempo, se han desarrollado palos de golf de metal y gracias a los adelantos tecnológicos llegó la era del grafito quien reemplazó los mangos utilizados hasta el momento ya que es un material altamente resistente y muy ligero.

Hablando de su uso, se han creado variantes de palos que se usan para situaciones diferentes durante el juego ya que alcanzan diversas distancias donde una forma ingeniosa de diferenciar un palo además de sus materiales es por su número.

Por ejemplo, la distancia aumenta cuanto menor sea el número del palo. Por lo general, las maderas se utilizan para los golpes más largos, los hierros para golpes intermedios, golpes desfavorables o para golpes de aproximación en donde el tamaño del palo es otro factor a considerar.

Si ya eres un jugador experimentado, serás uno de los que disfrutan mucho visitar una golf tienda para ver las novedades. Si estas por iniciarte en este bello deporte, visitar una golf tienda para preparar tu primer bolsa de juego será vital para adquirir lo más adecuado para tus comienzos.

Que tengas un buen swing.

Los indispensables para un viaje de negocios

Empacar para un viaje de negocios no es igual que hacerlo para uno de placer. Las principales diferencias radican en el tipo de eventos a los que asistiremos y en el tiempo del que disponemos para prepararnos. A veces no hemos terminado de adaptarnos a la zona horaria cuando ya debemos alistar las maletas para otra salida. En tales casos, aprender a empacar con rapidez y precisión es indispensable.

Los años que llevo haciendo viajes de negocios me han dejado algunas experiencias en la materia que hoy quiero compartirles. Los siguientes son los artículos que considero indispensables para un viaje de negocios.

Atuendos formales

formalesElegancia y formalidad son dos cualidades fundamentales para desenvolverse en el mundo de los negocios. Un par de trajes son esenciales para los días en que tengas una presentación o intervención importante. Llévalos a la tintorería antes del viaje, guárdalos en una funda protectora, empácalos al final y sácalos en cuanto llegues a la habitación; así se arrugarán lo menos posible.

 

Traje para fiesta o evento social

No es raro que al término de una convención se lleve a cabo una cena de clausura. Selecciona un atuendo especial para ese evento, para que no repitas el traje que ya usaste en la presentación.

Muda de ropa informal

informalSeguramente querrás aprovechar el viaje para conocer algunos de los atractivos del destino que visitas. Lleva una muda de ropa informal y un par de zapatos cómodos, para que puedas recorrer tranquilamente las calles o dar un paseo por la playa.

Tecnología básica

Siempre es bueno tener a la mano información y documentos que puedan apoyar tu intervención en el evento o que te ayuden a establecer contacto con socios y clientes potenciales. Tu laptop, tablet o smartphone te ayudarán a tener una oficina móvil, además te permitirán llevar aplicaciones que nunca están de más, como un diccionario de inglés básico. Una memoria USB también es de gran utilidad para respaldar o intercambiar documentos. Por último, no te olvides de los cargadores para todos tus dispositivos, así como de un adaptador de corriente, si viajas al extranjero.

Accesorios de higiene y botiquín

Seguramente no olvidas el cepillo de dientes, la pasta o el desodorante, pero hay algunos accesorios de cuidado personal que a veces pasamos por alto y que pueden hacer mucho por nuestra imagen; por ejemplo, unas pastillas para el aliento. Lleva también un mini botiquín, para cualquier emergencia. Recuerda que si guardas estos artículos en tu equipaje de mano, debes llevar los líquidos en frascos de 100 mililitros como máximo.

higiene

Material para networking

Establecer contactos es uno de los principales objetivos de los eventos de negocios, así que conviene ir bien preparado para ello. Lleva un buen número de tarjetas de presentación (más vale que sobren). Información interesante acerca de tu marca o empresa, como una presentación o un brochure, puede venirte muy bien para cuando contactes con clientes, socios o inversionistas interesados.

Libros o revistas

Las escalas suelen estar entre los momentos menos agradables de un viaje de negocios, pero también se les puede sacar provecho. La lectura es una excelente forma de pasar el tiempo e incluso puede darte ideas para comentar en tu presentación o en las sesiones de networking. Si no sabes qué elegir entre tantas publicaciones de negocios, consulta las recomendaciones de Infobae.com.

Haz que tus viajes rindan al máximo

Los viajes de negocios son una inversión necesaria para muchas empresas, sobre todo para las que tienen socios en otras ciudades o países o las que comercializan sus productos en el extranjero. La capacitación del personal y el networking son otras razones para extender el ámbito laboral más allá de la oficina. Pero, debemos reconocerlo tal como es, los viajes implican gastos y para que éstos no tengan repercusiones negativas en las finanzas del negocio, es necesario aplicar estrategias que los minimicen o que permitan aprovechar la inversión al máximo.

networking

Una de dichas estrategias es deducir los viáticos del pago de impuestos. Sin embargo, en la última Reforma Fiscal aprobada por la Secretaría de Hacienda, se modificaron las condiciones para que las empresas deduzcan los gastos de sus viajes. El cambio más importante es que las facturas por alimentos, transporte, hospedaje y renta de autos sólo se pueden presentar como gastos empresariales, si los servicios se adquirieron en locales que se encuentran a más de 50 kilómetros de distancia del domicilio fiscal de la empresa. Es decir que si organizas una comida de negocios en el restaurante que está frente a tu oficina, no podrás deducir el importe. Por el contrario, si asistes a un evento en otra ciudad y debes pagar una habitación, además de alimentos y transportes, puedes deducir esos gastos, con los comprobantes fiscales correspondientes.

Los gastos de viaje deben ajustarse a ciertas condiciones para que puedas deducirlos. Te las presentamos a continuación.

Alimentos

En viajes por el territorio nacional, es posible deducir hasta 750 pesos diarios por viajero. Para viajes internaciones, la cantidad máxima es de 1,500 pesos. Y, atención, sólo son deducibles los pagos que se hagan con tarjeta de crédito o débito a nombre del contribuyente.

Hospedaje

hospedajeEl máximo deducible es de 3,850 pesos diarios por noche, tanto en viajes nacionales como al extranjero. Si la tarifa es mayor, sólo se tomará en cuenta la mencionada cantidad. Para no arriesgarse, lo más recomendable es buscar hoteles de menor precio o solicitar que los cargos adicionales, como servicio a la habitación, lavandería o llamadas telefónicas, no se incluyan en la factura. Otra condición para deducir el hospedaje es que se deben presentar los comprobantes de gastos correspondientes al transporte; por ejemplo, la factura emitida por la agencia de viajes o la aerolínea; de no contar con ella, puedes anexar los boletos de avión.

Renta de autos

El límite es de 850 pesos diarios por viajero y el comprobante de gastos debe presentarse junto con los correspondientes al transporte y el hospedaje.

Recuerda que para validar todas estas deducciones debes contar con los comprobantes fiscales correspondientes. En el caso de los viajes por México, todos tus gastos deben estar amparados por CFDIs (Comprobantes Fiscales Digitales por Internet) y es necesario presentar los archivos pdf y xlm. Para los viajes al extranjero, será suficiente con las facturas o recibos que te otorguen los establecimientos; conviene ampararlos con el estado de cuenta de la tarjeta de crédito o débito.

Si requieres más asesoría fiscal o contable, acércate a los expertos de FiscoClic. Te ayudarán a solucionar todas las cuestiones relacionadas con la contabilidad y las facturas electrónicas.

renta-de-autos